Qué es la comunidad GreenpeaceQué es la comunidad Greenpeace

La era del consumo.

hansolohansolo Miembro Publicaciones: 10

El consumo excesivo genera la utilización masiva de recursos naturales. Consumo responsable y cuidado es la clave para cambiar este concepto tan maligno para nuestra sociedad.


Debemos redefinir la forma en que consumimos, ya que nuestros deseos por adquirir más es una de las causantes de las emisiones globales de gases de efecto invernadero, se calcula que es el 60%.; la cultura de usar y tirar es parece; lo que está de moda.

Gastar por gastar o simplemente comprar para sentirnos felices, no es la realidad que debemos vivir, por el contrario, cuando estés por comparar piensa: ¿qué tipo de economía estás apoyando? ¿A favor del medio ambiente? ¿O a favor de su contaminación?

La economía verde nos permite cambiar la manera de consumir, como, por ejemplo: consumir menos y mejor, reparar, reutilizar e intercambiar. Apoya un comercio local y modifica tus hábitos de consumo, y de esta manera estarás promoviendo una economía verde, basada en la reutilización de productos que ya no necesites; y principalmente solo consumir lo que realmente te haga falta, te ahorrarás dinero y el Planeta te lo agradecerá.

La idea de consumir responsablemente, implica cambios que afectarán tu manera de vivir, pero solo por un tiempo, luego te acostumbrarás a ser más cauto en lo que consumas y te darás cuenta que, lo que para ti es un cambio grande para el mundo, será un alivio significativo.


Los consumos excesivos e innecesarios, son los principales problemas que debemos afrontar en la actualidad. La mayoría de lo que consumimos tiene plástico contribuyendo a la emisión de gases de efecto invernadero, los productos de origen animal son alimentos que en mayor medida contribuyen al cambio climático y a la pérdida de biodiversidad, el sistema alimentario que  es el responsable del 80% de la deforestación de algunos bosques, el consumo de pescado que está creciendo y como consecuencia los océanos continúan siendo explotados, la industria tecnológica que genera “basura electrónica” impulsando la compra y no la reparación y el impacto de la ropa y calzado que de acuerdo a los estudios realizados genera el 8% de las emisiones de gases que afectan al medio ambiente.


La contaminación, el consumo y las medidas de protección ambientales son términos que implican un “desarrollo sostenible”, pero ¿qué significa?

Un desarrollo sostenible es satisfacer necesidades del presente sin comprometer la capacidad de generaciones futuras, de tal manera que se garantice un equilibrio entre el crecimiento económico, el cuidado del ambiente y el bienestar social.

Para alcanzar un desarrollo sostenible es importante que se tome en cuenta la inclusión social y la protección del ambiente, eliminar la sobreexplotación de los recursos naturales, relocalización de la economía y focalizarnos en una “economía solidaria”.

Alcanzar un consumo responsable significa disminuir el desperdicio de alimentos per cápita y de los desechos vía: reducción, reutilización y reciclado.

Como individuos, tenemos la responsabilidad de cumplir con nuestra parte, es simple, sólo mejorar nuestro consumo:  evitando generar residuos, rechazando productos innecesarios y focalizando nuestro consumo en la economía local.


Ahora bien, el consumo responsable implica una alimentación sustentable, que significa respetar el medio ambiente, cuidando tu salud y la del planeta.


El consumo de alimentos provenientes de la agricultura y ganadería industrial tiene graves implicaciones en el medio ambiente, ya que posee un alto porcentaje en emisiones de gases de efecto invernadero.

Si cambiamos lo que ingerimos, es decir reducimos el consumo de carne y optamos por vegetales de temporada; ayudamos a cuidar el medio ambiente, pero también ayudamos a promover la agricultura ecológica y la producción de alimentos sanos. Además, una muy buena alternativa sería producir nuestros propios alimentos a través de un huerto.

Si apostamos a nuestra salud, el cambio es fundamental, y de esta manera podemos minimizar la cadena que lleva los alimentos del campo a nuestra mesa, reduciendo los procesos que intervienen en su producción y comercialización.


Accede o Regístrate para comentar.